"No hagas tuya la opinión de los medios"


SoloTele cambia de blog. 'Toma Pan y Circo'. Gracias

Berta Collado: "Algún día desarrollaré mi faceta de periodismo serio; en radio, prensa o un informativo"

Sencilla, guapa y profesional. Son tres de los adjetivos que definen a Berta Collado, una joya televisiva consolidada durante los últimos años. "Muy impaciente, muy inconformista y reservada", se declara ella misma al portal Yo veo SLQH.

Empezaste muy joven y sabemos que el paso del tiempo nos ayuda a madurar ¿qué queda de aquella chica que trabajaba en “Insert Coin”? ¿Cómo ha sido la evolución desde entonces hasta ahora? ¿Fue todo rodado o encontraste muchas dificultades?
Queda todo porque sigo siendo la misma persona, me refiero a que lo que adquieres es experiencia y, sobretodo, mucho callo y más si has pasado por el mundo reporteril pero, en esencia, exactamente la misma persona exactamente igual, con las mismas ganas de seguir aprendiendo. Lo bueno es que adquieres experiencia, si no se te queda algo de todo eso, entonces, apaga y vámonos. Al final, soy la misma persona pero con mucho mas trabajo a las espaldas y con las mismas ganas de seguir trabajando, claro.

¿Fue todo rodado o encontraste muchas dificultades?
Pues la verdad es que yo he tenido suerte, bueno yo creo en la suerte con el trabajo, he ido uniendo todos los trabajos y siempre se ha tenido que demostrar. Cada programa y cada reto suponían un esfuerzo y luego también demostrar que te podías quedar ahí porque, lógicamente, te pueden ofrecer algo, puedes hacer una
prueba o puedes entrar en un programa haciendo un casting pero si no te puedes quedar porque no llegas a las expectativas de la productora pues adiós muy buenas.

Entonces, yo como sigo creyendo que la fórmula de todo esto es el trabajo, trabajo, trabajo, es como el anuncio en el que sale Geraldine Chaplin que dice mi padre decía que no hay suerte, que es todo trabajo o algo así, pues yo pienso lo mismo.

Tanto en “Sé lo que hicisteis”, como en “Involución” has podido mostrar tu lado más cómico. ¿Siempre te veías haciendo esto o te hubiera gustado dedicarte a un periodismo “más serio” tipo al que hace Ana Pastor, por ejemplo?
Cuando acabé la carrera, hice un máster de comunicación televisiva y todos mis profesores me decían “tú vas a acabar haciendo informativos Berta, es lo que mejor se te da” porque hacíamos muchas prácticas de informativos y de reportajes de calle pero de informativos. Al final, la vida te sorprende y, la verdad, es que no pensé nunca en un entretenimiento tan puro como era Sé Lo Que Hicisteis, me gusta mucho pero sí que tengo todavía esa parte un poco más de periodismo más serio que algún día querré desarrollar de alguna forma, si no es escribiendo artículos en un diario, en un periódico, pues será en la radio o sino, de repente, un informativo.

Por ejemplo, el programa que estoy haciendo en Canal Extremadura pues no es una locura de humor, es un programa muy blanco en el que desarrollas más tu parte de presentadora más seria aunque luego le metas tú tus puntos, y es un formato que nunca había hecho porque Involución era un concurso pero era más loco y me está gustando también. A lo mejor ahora prefiero más contenido de entretenimiento pero la parte de periodismo puro la quiero desarrollar en algún momento.

Si no hubieras sido periodista ¿a qué te hubiera gustado dedicarte?
Supongo que lo hubiera hecho de otra forma o me hubiera apuntado a cursos pero no me he planteado nunca el no haber hecho esto porque no tenía otra opción. En realidad, yo no tenía pensado bueno pues intento periodismo y si no, me meto en empresariales o en derecho. He tenido la suerte de no dudar en ese sentido y eso está bien porque recuerdo compañeros que al hacer dos cursos les entraba esa crisis trascendental de “dios mío qué estoy haciendo, no sé si me gusta o no”. Entonces, no me lo planteo. A lo mejor hubiera hecho cursos sueltos de radio, de locución pero así como licenciatura no tenía otra opción así que, ahora mismo, si me pongo a pensarlo, me agobio. (risas)

Acabas de terminar el rodaje de 'Cruce de palabras', ¿con quién mantendrías un Cruce de Palabras?
Con mucha gente… pero creo que ahora mismo, así por interés general, con algún político porque el panorama está como está, entonces, para ver si al final pueden llegar a decir algo porque luego hablan mucho y no dicen nada. A lo mejor, con Rubalcaba y Rajoy, así un poco algo que represente a todo el pueblo español.

Cuéntanos alguna anécdota singular.
Bueno en Cruce de palabras anécdotas, sobre todo, con los concursantes porque somos un equipo muy familiar y ha habido muy buen rollo desde el principio. Pues desde venir algún concursante de Navalmoral de la Mata que conocía a mis padres y el callarse y empezar a darme datos sobre mi padre y yo diciendo “¡este hombre me espía!” o las que puedo montar yo.

Hubo un día que estaba todo el mundo muy serio porque habíamos estado trabajando todo el día anterior hasta las 11:30 de la noche y entonces, digo “bueno que hay que animar un poco al equipo” y, como soy tan payasa, salí del camerino con un trozo de papel higiénico colgado en el vaquero y me fui así al plató.

Entonces pasé por delante de todo el mundo y yo partiéndome de risa. El único cómplice que tenía era el chico que me ponía el micro, Juan Carlos, y le dije “cállate por favor que no te entre le risa”. Total que me voy y todo el mundo callado, nadie se atrevía a decirme “Berta tienes un trozo de papel colgando” pero todos muertos de la risa. Entonces, hasta que nadie me lo diga yo voy a empezar el programa y luego cortamos, lógicamente. Después hubo una explosión de risas porque los concursantes me vieron y pensarían “¿y ésta loca? ¿Dónde he venido yo a concursar?” Cosas de esas que si la gente está agotada les animas porque ellos también me animan a mí cuando estoy de bajón.

Hablando de nuevos proyectos, ¿te veremos en algo próximamente? ¿Hay algo ya en mente?
¡Esa es la gran pregunta! No lo sé, porque llegan cosas que luego, tal y como está el panorama ahora mismo, pueden salir o no, tengo que hacer una segunda temporada de 'Cruce de palabras', que estaré otro mes y medio grabando fuera, luego ha habido una cosa de teatro que me apetece mucho hacer pero que está todavía muy verde. A mí, sinceramente, me apetecería, creo que es el momento del teatro.

Ahora mismo en tele no veo que haya un movimiento especial y en teatro sí y es una espinita que tengo clavada porque estando en Sé Lo Que Hicisteis me surgió la oportunidad y no pude, lógicamente, por no tener tiempo y no poder estar cada día en un teatro haciendo funciones y ahora a lo mejor sí, entonces será sorpresa.
De momento, tengo que hacer la segunda temporada de 'Cruce de palabras', tengo que hacer el blog y bueno, temas de programas también hay algo por ahí pero demasiado verde todo.

¿Qué formato tendrían que ofrecerte que te llamase la atención para aceptarlo sin pensártelo?
Pues, por ejemplo, un formato de música, a no ser que me dijeran que tuviera que presentarlo en ropa interior diría sí, sin ninguna duda, porque me encanta la música, me apasiona y no hay formatos musicales desgraciadamente y un Séptimo de caballería o un No disparen al pianista me parecen geniales porque además engloban muchas cosas: puedes sacar tu parte periodística más pura para las entrevistas, es un programa de entretenimiento, tienes música…

¿Cómo llevas la crítica?
Fenomenal, creo que nunca se debe perder el sentido del humor y, sobre todo, saber que no le puedes gustar a todo el mundo. La gente que no acepta las críticas, la verdad, no lo entiendo muy bien porque es imposible, si gustas a todo el mundo es que eres un extraterrestre y, lógicamente, hay muchas críticas onstructivas que te vienen bien y hay gente que te critica, ojo, sin ofender y sin faltar al respeto, aunque yo he tenido mucha suerte porque no me he encontrado con mucho “cafre”, que supongo que habrá, pero bueno que dentro de una normalidad es natural que alguien diga que le gusta tu trabajo o no y que lo critiquen.

Las críticas se tienen que llevar como lo que son, críticas de las que te tienes que quedar con las que te valgan para superarte y las que no, pues no hacerlas mucho caso.

¿Qué ha sido lo más gracioso que has escuchado sobre ti?
Últimamente, que me había operado los pómulos y la nariz. Me encanta que se piensen que me he operado porque como todo el mundo está obsesionado y todo el mundo se pone pómulos, pues yo para algo que tengo de nacimiento, pues oye genial. Y lo de que me había operado la nariz no sé de dónde lo han sacado porque claro si coges fotos se nota una diferencia pero llevo con mi misma nariz y mis mismos pómulos toda la vida, entonces me hace mucha gracia eso, que la gente diga: “Berta se ha operado los pómulos”. ¡Maravilloso! (risas)

¿Hay alguna “mentira graciosa” que te gustaría que fuese cierta?
Mentira… pues a lo mejor cuando se comentaba que nos íbamos a juntar todos otra vez, los del equipo de SLQH, eso sería un pelotazo aunque fuera por un tiempo, pero más que nada por el “colegueo”.


Varios portales de internet dicen de ti que eres el claro ejemplo de que se puede ser sexy, elegante y sencilla al mismo tiempo. ¿Qué haces para cuidarte?
La verdad es que me da un poco de vergüenza pero ¡no me cuido nada! Debería cuidarme más, mi madre me dice siempre: “Berta, ¿bebes agua?” y yo: “No, mamá”; y ejercicio soy muy vaga, intento ir andando a los sitios, un poco más cuidar la alimentación, aunque como de todo, pero más sano, evitar ciertos fritos y comer de todo. Hay veces que me obligo. Mientras no te obsesiones… la cabeza influye mucho en tu físico.

¿Cómo es la Berta que no vemos en televisión?
Bastante más tímida que la que se ve en tv, muy reservada, sobre todo con respecto a mi vida personal, muy discreta. Muy impaciente y muy inconformista, no sé si eso se verá en la tele o no y muy pasional, las cosas que vivo y me gustan. Por ejemplo, mi trabajo. Saco toda la fuerza y energía que tengo dentro y eso sí se puede transmitir.
Pero así que parezca más raro, la timidez, me dicen “¡Anda ya! no puede ser si te hemos visto haciendo de Mercedes Milá”… ya pero eso es delante de la cámara, es trabajo.

En algunas ocasiones te hemos visto con ropa confeccionada por ti. ¿Cómo empieza tu relación con el mundo de la moda?
La verdad es que a mí siempre me ha encantado la ropa, de hecho, mi padre, siempre ha tenido tiendas de ropa, le encantaba, estuvo en Barcelona diseñando y siempre me ha llamado mucho la atención. Soy muy casual, me gustan mucho las mezclas. El tema camisetas, pues si puedes romper una camiseta y hacerle dos agujeros…¡Me encanta customizar camisetas de chico y ponérmelas como de chicas! O una camiseta grande con un pantaloncito corto y una blazer...

Lo de la ropa ha estado bastante arraigado en mí pero porque lo he visto desde pequeña. Siempre, en lugar de preguntarle a mi madre cada vez que me vestía para ir al cole si me combinaba, yo cogía la ropa y le decía “¿mamá, me hace magia?” y eso significaba a lo mejor que el color beige me iba con el rojo y eso lo tenía muy claro, nunca mezclaba un amarillo y un azul, por ejemplo.

¿Qué podemos encontrar en el armario de Berta Collado?
Se van a encontrar vaqueros de todo tipo y colores, chaquetas de corte masculino, blazers, chupas de cuero, camisetas customizadas y, sobre todo, shorts.

0 comentarios:

 
Creado por Free WordPress Themes | Bloggerizado por Lasantha - Premium Blogger Themes | Modificado por Grupo Teleficción | Sweet Tomatoes Printable Coupons